Cambio en las perspectivas económicas en la farmacia en el segundo semestre

Por | 2018-05-21T09:17:45+00:00 12/01/17|Sin comentarios

Descargar artículo

Publicado en IM Farmacias

Shoppertec e IM Farmacias han realizado, por tercer año consecutivo, el ‘barómetro del sector IM Farmacias-Shoppertec’, con el objetivo de pulsar la situación del sector y algunos de los aspectos claves del negocio. 2017 amanece con cierto nivel de incertidumbre en el sector que no se corresponde con la evolución favorable del negocio este año. Así, las expectativas de crecimiento se ralentizan.

Una de las principales conclusiones del barómetro del sector IM Farmacias-Shoppertec es el descenso en las expectativas de crecimiento tanto de la economía como del negocio de las farmacias y de los laboratorios en el segundo semestre de 2016. Este resultado contrasta con el crecimiento económico de la economía española (con un crecimiento del PIB real del 3,1% en el tercer trimestre y una previsión para 2016 de una subida del 3,2%) y el reportado por los panelistas en el sector hasta agosto (en septiembre y octubre se rompió la tendencia).

Mientras que las previsiones de crecimiento de la economía son positivas para este año, las perspectivas en el sector no se corresponden con ese incremento. Esto puede estar reflejando o bien un cambio de tendencia de cara al año que viene (ralentización del crecimiento) o simplemente la situación de incertidumbre actual, tanto política como económica, en el ámbito tanto internacional (originada, por ejemplo por el Brexit o el triunfo de Donald Trump) como nacional (por las dificultades vividas para formar y probablemente mantener gobierno, por la reducción del déficit público impuesto por Bruselas o por los recortes en el gasto público).

En el barómetro de 2015, se preguntaba por las expectativas de crecimiento de la economía en 2015 y 2016. Se comprobó que había un claro sentimiento de mejora y crecimiento, tanto de la economía española como de sus respectivos negocios en farmacias y laboratorios. La farmacia declaraba unas expectativas claramente positivas para ese año (el 48% pensaba que la economía mejoraría y sólo un 11% que empeoraría, dando un saldo positivo de +37) y unas expectativas para 2016 que no sólo continuaban siendo positivas sino que mejoraban (el 49% pensaba que la economía mejoraría y sólo un 7% que empeoraría, obteniendo un saldo positivo de +42).

En el barómetro de este año 2016, en el primer semestre se reduce la opinión favorable sobre la evolución de la economía (tan solo el 37% de las farmacias piensa que la economía ha mejorado y un 15% dice que ha empeorado, logrando un saldo positivo de +22). En el segundo semestre, bajan significativamente las expectativas positivas (22%) y se mantienen las negativas (21%), lo que implica un saldo positivo de +1%.

Con respecto a situación económica de las farmacias en general en nuestro país y la evolución de la facturación de las farmacias encuestadas, la tendencia se repite. En 2015, se declaraba una mejora en las expectativas de la situación de la farmacia en general y de su facturación para 2016, superior a la esperada para 2015. Estas expectativas se materializan en el primer semestre (incluso en facturación suben); pero, sin embargo, caen significativamente en el segundo semestre.

Mejores expectativas sobre la coyuntura económica en laboratorios

Aunque la tendencia sigue un patrón similar en las expectativas de farmacias y laboratorios, hay mayor optimismo en los laboratorios. En el barómetro de 2015, las expectativas eran mejores tanto en 2015 como para 2016, con una mayoría de laboratorios con expectativas positivas con respecto a la economía española en 2015 (el 76% pensaba que aumentaría) y todavía más positivas con respecto a 2016 (79%). En el barómetro de este año, sin embargo, se percibe un cambio claro de tendencia, especialmente en el segundo semestre (tan sólo un 33% piensa que la economía crecerá) con respecto al primero (57% piensa que la economía ha crecido).

Con respecto a la situación del sector y del negocio de las farmacias, la tendencia en las expectativas de los laboratorios se repite, siendo mucho más favorable la visión de los laboratorios sobre la situación económica del negocio de la farmacia que la de la propia farmacia.

Respecto a la evolución de su negocio, aunque con una tendencia también decreciente, los laboratorios tienen unas expectativas de crecer superiores a las de las farmacias. Es decir, hay mayor porcentaje de laboratorios que dicen que su negocio está creciendo, y con unas expectativas favorables, que farmacias. Esto podría explicarse por la diferente situación competitiva de laboratorios (ligera concentración) y farmacias (incremento de su número y de su tamaño, con diferente tendencia de crecimiento de las farmacias grandes en comparación con las más pequeñas).

 

Las grandes crecen más, las pequeñas sobreviven

Las farmacias grandes crecen más, capitalizan el crecimiento del sector y ganan rentabilidad; las pequeñas sobreviven. Para los laboratorios en un universo cambiante identificar las farmacias con mayor potencial es más importante que nunca.

En el barómetro de este año, se han analizado las diferencias en las expectativas en función del tamaño de la farmacia. Para ello, se han segmentado las farmacias en tres grupos: farmacias grandes, medianas y pequeñas; en función del número de empleados y del tamaño de la sala de ventas.

Como en otros años, además de preguntar por las perspectivas en el entorno macroecómico, se cuestiona por la evolución de algunas de las principales variables de gestión de la farmacia (evolución de la facturación, rentabilidad, evolución del número de empleados, de los precios, cumplimiento del pago de las facturas por parte de la administración y la evolución de venta libre y genéricos). Las conclusiones son muy reveladoras. La tendencia en los tres grupos de farmacias es la misma, con unas previsiones de un segundo semestre de 2016 peores que las del primero (tendencia menos pronunciada en las farmacias grandes). No obstante, son las farmacias grandes las que parecen estar capitalizando el crecimiento del mercado, son más el porcentaje de farmacias grandes que aumentan facturación y rentabilidad comparado con las farmacias medianas y, sobre todo, con las pequeñas.

En facturación, un 58% de las farmacias grandes declara haber incrementado facturación en el primer semestre, frente a sólo un 11% que declara haber disminuido su facturación (saldo crecen menos decrecen igual a +47%). En el segundo semestre, disminuyen un poco las farmacias que tienen unas expectativas de crecer hasta un 50% (saldo expectativas +40%).

En cuanto a farmacias medianas; el porcentaje de farmacias que dicen haber aumentado facturación en el primer semestre es de un 40%. El 18% declara haber disminuido su facturación (saldo +22). En el segundo semestre, las expectativas de crecimiento bajan. El 32% de las farmacias medianas piensa crecer, mientras que un 17% cree que su facturación empeorará (saldo +15). Por último, son las farmacias pequeñas las que en menor porcentaje están aumentando su facturación, tanto en el primer semestre (33%) como en el segundo (23%). Respecto a la rentabilidad, las farmacias más grandes son las que están aumentando su rentabilidad (saldo +14 en el primer semestre, +16 en el segundo), comparado con las farmacias medianas (saldo +1 en el primer semestre, +6 en el segundo) y pequeñas (saldo -5 en el primer semestre, 0 en el segundo). En todos los grupos, a diferencia de otras variables, las expectativas del segundo semestre son ligeramente mejores que las del primero.

Venta libre, motor de crecimiento

La venta libre se convierte en uno de los motores de crecimiento, tanto en farmacias pequeñas como grandes. El negocio se está concentrando en las grandes, en donde la venta libre crece en un 50% de las farmacias encuestadas (52% en el primer semestre, 49% en el segundo).

En el barómetro de 2016, el 40% de las 1.171 farmacias entrevistadas señala que la facturación de venta libre mejoró en el primer semestre, bajando ese porcentaje a un 35% en el segundo semestre. En las farmacias pequeñas, en el primer semestre, hay un saldo de un +9% más de farmacias que dicen que su negocio ha crecido comparado con las que declaran que su negocio ha decrecido. Ese porcentaje baja a +6% en el segundo. En las farmacias medianas, son un 21% más de farmacias las que dicen que su negocio ha crecido en el primer semestre comparado con las que declaran que su negocio ha decrecido. Ese porcentaje baja a +19% en el segundo. En las grandes, son un 36% más de farmacias las que dicen que su negocio ha crecido en el primer semestre comparado con las que declaran que su negocio ha decrecido. Ese porcentaje se mantiene en el segundo semestre. En cuanto a la evolución de las ventas de los medicamentos genéricos, el porcentaje de farmacias que dicen que esta parte de su negocio crece es inferior al que dicen que crece la facturación total de la farmacia.

En el total de las farmacias entrevistadas; en el primer semestre, un 24% declara que las ventas de genéricos ha crecido en su negocio frente a un 14% que declara que decrecen (saldo +10%). En el segundo semestre, las expectativas son menos favorables: un 17% declara que las ventas de genéricos crecerán en su negocio frente a un 14% que considera que decrecerán (saldo +3%). En la venta de genéricos; hay pocas diferencias en la evolución entre farmacias grandes, medianas y pequeñas.

Perspectivas más favorables sobre su negocio en laboratorios

Los laboratorios tienen mejores expectativas en facturación y rentabilidad, que incluso crece en el segundo semestre. Aunque las expectativas con respecto al entorno macroeconómico de los laboratorios siguen la tendencia de desaceleración (perspectivas menos positivas), son más los laboratorios que tienen unas expectativas positivas tanto en el primer semestre (el 57% de laboratorios piensa que la que economía ha crecido frente al 37% de farmacias que opina lo mismo) como en el segundo (33% laboratorios vs 22% farmacias).

Sobre la evolución de su negocio, los laboratorios tienen una expectativas de crecimiento positivas tanto en el primer semestre como en el segundo (ligero descenso). Es mayoría el porcentaje de laboratorios que declara que su negocio creció en el primer semestre (66%) frente a los que dicen que decreció (15%, saldo +51%). En el segundo semestre, aunque se aprecia un menor optimismo; los datos siguen siendo muy positivos, con un 55% de los encuestados que declara que su negocio crecerá frente a sólo un 9% que dice que decrecerá (saldo +46%). En rentabilidad, destacan los datos positivos, tanto en el primer semestre (saldo + 30%) como en el segundo (saldo +33%).

Los laboratorios declaran que visitan más farmacias, este aumento es superior al de los laboratorios que incrementan el número de delegados. Un 42% de los laboratorios informa de que visitan más farmacias frente a un 7% que subraya que visitan menos farmacias en el primer semestre (saldo +35%). La tendencia se mantiene en el segundo semestre, aunque los datos son algo inferiores (saldo +29%). En cuanto al número de delegados en el primer trimestre, tan sólo el 27% de los laboratorios lo ha aumentado (saldo +16%), bajando a un 18% en el segundo (saldo +12%).

En este barómetro, se pregunta también a los laboratorios por la tendencia en el tamaño de los equipos comerciales en los próximos cinco años. A diferencia de la situación a corto plazo, hay una mayoría de encuestados que piensa que los equipos comerciales disminuirán (43%) en comparación con los que piensan que aumentarán (25%). La concentración del negocio de venta libre en las farmacias más grandes y la tendencia a la externalización de redes pueden ser los drivers de esa posible reducción en los equipos comerciales propios. Con todo, la farmacia está en un proceso de modernización y transformación. Hay más farmacias, más reformas y ampliaciones en la sala de ventas. De hecho, en este barómetro, las farmacias declaran que en cinco años casi el 46% del universo reforma o cambia. Esto aumenta la capacidad de desarrollo de las categorías de venta libre, la especialización y el desarrollo de servicios. En este entorno, las farmacias grandes capitalizan el crecimiento, fundamentado en el potencial de las categorías de venta libre, lo que hace que suba la concentración del negocio en estas categorías y especialmente en algunos universos. Las farmacias más pequeñas sufren una mayor competencia y tienen más difícil incluso mantener su negocio. Por su parte, los laboratorios tienen unas expectativas más favorables y están ganando facturación y rentabilidad. Aprovechando el crecimiento del sector; visitan más farmacias, probablemente con la intención de apoyarse en la coyuntura favorable para ganar cuota de mercado. La concentración en farmacias grandes, hace que a partir de determinada cobertura no sea rentable la visita con equipo propio. Identificar las farmacias con mayor potencial para el negocio, en un universo de farmacias cambiante y en proceso de concentración, y optimizar la llegada a la farmacia se convierten en objetivos prioritarios para los laboratorios.